fbpx

Estudiantes, nuevo campeón del fútbol argentino

Estudiantes venció a Vélez 4-3 por penales tras empatar 1-1 en el partido en el Estadio Único Madre de Ciudades, de Santiago del Estero, por la final de la Copa de la Liga Profesional, y es el nuevo campeón del fútbol argentino.

El Fortín, más enchufado y explotando mejor los espacios, tuvo dos chances importantes para adelantarse en el marcador, ambas en los pies de Christian Ordoñez. La primera impactó de lleno en el travesaño y la otra pasó muy cerca del palo derecho de Matías Mansilla, además de algunos destellos de Thiago Fernández por el sector izquierdo.

Sin embargo, el Pincha tuvo la virtud de hacer el gol en un momento complejo del partido, cuando Eros Mancuso sacó un potente derechazo desde larga distancia con un pique previo que desorientó a Tomás Marchiori, a los 14 minutos del primer tiempo. La defensa no salió a tapar el remate, por lo que fue imposible para la estirada del arquero.

Al equipo de Liniers le pareció injusta la desventaja y desde entonces se mantuvo al acecho del empate. El que casi lo logra antes de los vestuarios fue Francisco Pizzini, quien conectó un centro que superó a toda la defensa de Estudiantes y remató, algo exigido, por arriba con el arco vacío. Eso sin contar la pelota que se le escapó a Mansilla y que Zaid Romero evitó que se metiera en contra.

En la antesala del segundo tiempo se vivió un emotivo minuto de silencio a raíz del fallecimiento de César Luis Menotti. Hubo aplausos de ambas parcialidades, en especial la de La Plata, que mostró un gran respeto a pesar de la identificación con Carlos Bilardo, otro de los entrenadores campeones del mundo con la Selección Argentina.

La historia se complicó aún más para el conjunto de Gustavo Quinteros a los 60 minutos, cuando pasaba poco y nada dentro de las áreas. Damián Fernández emuló lo que ocurrió en la semifinal contra Argentinos Juniors (dura patada de Braian Romero a Nicolás Oroz que le valió la tarjeta roja) y fue expulsado por un codazo a Edwin Cetré, pero en este caso con el 0-1 en contra.

Los dirigidos por Quinteros tenían todas en contra hasta que, en apenas cinco minutos, se produjo la inmediata reacción del joven Alejo Sarco, quien enganchó varias veces y sacó un zurdazo, con un desvío a la pasada, para el inesperado 1-1. En una jugada fuera de libreto, el ingresado, con apenas tres partidos en Primera División, hizo lo que no pudo Thiago Vecino en todo el partido.

El empate sirvió como una gran inyección anímica ante un desconocido y limitado elenco platense que, para colmo, también se quedó con uno menos a raíz de la expulsión de Gastón Benedetti cuando Pizzini se iba al mano a mano. Después, solo quedó tiempo para el tiro libre de Claudio Aquino y el grito de gol que no fue antes de un alargue en el que empujó más el León, a pesar de las falta de emociones y el polémico no ingreso de Mauro Méndez para los penales.

Ya en la definición, Mansilla se convirtió otra vez en figura al atajar los remates de Joaquín García, Santiago Cáseres y Álvaro Montoro, aunque Marchiori también hizo su trabajo. Así, Estudiantes de La Plata conquistó la estrella número 16 de su historia.

Fuente: TyC Sports